Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

domingo, 30 de agosto de 2009

Los 7 pecados capitales se cuelan en el gimnasio


¿Quieres ponerte cachas?
¿Quieres perder peso?
¿Quieres mejorar tu salud?

Es cuestión de un DIA

D= Dedicación
I= Intensidad
A= Actitud

Dedicación se traduce en constancia, regularidad, puntualidad y cumplir con las rutinas y ejercicios. El mayor enemigo de la dedicación es la pereza. Habrá veces, y bastantes por cierto, en las que no puedas acudir al gimnasio o ejercitarte en casa por motivos diversos (trabajo, visita inesperada, mal descanso esa noche, resfriado, etc.), así que cuando no exista un motivo, no inventes una excusa. Tener un objetivo ayuda mucho en este sentido: para algunas personas es perder peso, para otras ganarlo, hay quien desea un cuerpo musculado o incluso existen motivos de salud. Piensa en tu objetivo y en cómo vas a medirlo con el paso del tiempo. Otro sentimiento común es la ira, cuando vemos que el progreso es más lento de lo esperado. Todo lo que es importante y valioso en la vida requiere esfuerzo, así que aplícate el cuento, olvídate de la publicidad y del “me han dicho” y no esperes los primeros resultados hasta pasados 6 meses.

Intensidad quiere decir dar lo máximo, sea en la clase de aeróbic, en la clase de spinning, en la cinta de correr o con las mancuernas. Quizá las primeras repeticiones no cuestan tanto, pero cuando lleguen las últimas tenemos que respirar correctamente, concentrarnos en la relación mente-músculo y ejecutar el recorrido del movimiento de manera correcta, como si fuera la primera. El límite mental llega mucho antes que el auténtico límite físico, así que ejercitarse como si hubiera alguien controlándote suele funcionar. Hay estudios que demuestran que movemos más peso si estamos entrenando con compañero/a, aunque el peso no es lo más importante. La obsesión debería ser encontrar el peso con el que pongamos el músculo al límite pero haciendo TODAS las repeticiones de TODAS las series de manera correcta, sin quedarnos a mitad del camino ni compensar el movimiento con otras partes del cuerpo. Demasiado frecuente es ver a personas que, llevadas por la avaricia de progresar más rápido o por la envidia de ver compañeros/as más desarrollados/as, cargan más peso del que realmente son capaces de levantar de forma adecuada. ¿Resultado? Progreso más lento, lesiones, trabajar otras zonas no deseadas…

Actitud significa mantener un estilo de vida saludable, alejado de la lujuria. No solamente acudiendo al gimnasio, sino en aspectos como la alimentación, el alcohol, el tabaco y el descanso. El trío ejercicio–alimentacón–descanso es el único que asegura resultados a largo plazo, sea cual sea tu objetivo. Nadie es capaz de cumplir con una alimentación saludable los 365 días del año, pero con una excepción a la semana es más que suficiente. No obstante, yo evitaría la gula, es decir, las calorías no nutritivas como el alcohol, la bollería, las chucherías… y ampliaría las raciones diarias de fruta y verdura.

Mención especial merece el tema del alcohol, ya que hay algunos estudios que crean confusión y generan malos entendidos. Para que quede claro: el alcohol es tóxico, una droga legal, pero droga al fin. Es habitual escuchar que el consumo moderado de vino tinto es bueno, cuando en realidad lo interesante del vino son las propiedades de las uvas: taninos y resveratrol. ¿Por qué no comer las uvas directamente? Ahí va un pareado: Prefiero ingerir los taninos y el resveratrol con azúcar que con alcohol. Por otro lado, recientemente se publica en los medios que una cervecita después del ejercicio es poco menos que milagrosa. Otra falacia. Lo más beneficioso que aporta la cerveza es la vitamina B y polifenoles, presente en muchos otros alimentos. Conclusión: mejor la cerveza sin alcohol.

Como en casi todo, es más fácil de decir que de hacer, pero hay que actuar para que se produzcan cambios, tanto a nivel estético como, sobre todo, de salud. Poco a poco, llega un punto en el que “necesitas” comer sano y directamente no te apetece comer grasas saturadas. Además, las endorfinas que segregamos al hacer deporte nos invitan a seguir haciéndolo. Una vez seas consciente de que tu dedicación, intensidad y actitud comienzan a dar sus frutos, recomiendo alejarse de la soberbia y continuar con la actitud humilde del primer día, ayudando a las personas con voluntad de pasarse a la vida sana. ¡Cada día se aprende algo nuevo!

Voy a poner a hervir el brócoli mientras hago unas flexiones y a las diez a la cama.

Por cierto, ¿has encontrado los 7 pecados capitales?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ben dit, afegiria que aquest estil de vida es la MILLOR INVERSIÓ PEL TEU FUTUR!!
mens sana in corpore sano
SMOLAREK
(vaya tunda el getafe dios!!)

intoku dijo...

Ya te digo! Soldado pixixi...

guille dijo...

parece que ambos retomamos el "tema internet" en momentos parecidos.
Espero que a pesar del escaso tiempo del que dispondrás, tu ventana al mundo siga siendo tan instructiva y amena como siempre. Yo por mi parte me estoy planteando abrir la mía.
zuerte maeztro
:-P

intoku dijo...

Guille, un placer saludarte de nuevo!! Veo que sigues dándole vueltas a abrir tu rincón, te animo!!!

Elvex dijo...

ya está. perpetrado. libraymedia.blogspot

intoku dijo...

Elvex= Guille y Guille = Elvex???

guille dijo...

efectivamente

destroyed dijo...

Hola Intoku,
tú en tu linea tan acertada como siempre...totalmente de acuerdo.
Tengo dicho a alguien, esoss consejos que por cierto me los han tirado a la cara...hay cosas que solo se pueden aprender de motus propio.
me alegro de volverte a leer.

menosesmas.

intoku dijo...

Hola menosesmas, welcome again! Gracias por el saludo.