Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

lunes, 7 de abril de 2008

El malo de la película

Parece que las sincronicidades han invadido mi vida. Después de publicar este post se han sucedido bastantes, he contado hasta 4 en dos días. A lo mejor es que ahora estoy más atento a estas señales, no sé... La última de ellas la ha desencadenado un comentario, precisamente en esta entrada, de cojoiden.

Resulta que estaba redactando un post sobre un rol que está de moda en la televisión actual, el de la persona que se muestra brutalmente honesta, la persona que te dice la verdad más amarga sin inmutarse. En este escenario de "las formas no son importantes y lo que vale es el fondo", han proliferado bastantes personajes en la pequeña pantalla.

Al visitar el blog de cojoiden, llamado Página en construcción, perdonen las molestias, me he encontrado con una de estas casualidades con sentido, porque la última entrada en el momento de mi visita es precisamente "Quiero ser como House", muy en la línea de lo que iba a escribir.

Por lo tanto, he decidido dar espacio a esta casualidad y en lugar de publicar mis palabras utilizo las propias elocubraciones de cojoiden:

"Admitámoslo, a todos nos gusta House.

Nos encanta lo borde y cruel que es y nos causa admiración el hecho de que no se corte ante nada ni nadie. Hay incluso mucho imbécil, porque no se les puede considerar de otra manera, que se jacta de ser como él y va soltando groserías e insensateces a diestro y siniestro. Claro que estos avicáncanos no producen el mismo efecto que él porque, por lo menos, el doctor luego es brillante y te salva la vida, pero los cantamañanas que lo imitan encima son mediocres y carentes de interés, lo cual constituye un crimen aún peor.

Ser como House es como hacer un trío con tu novi@ y su mejor amig@: algo con lo que todo el mundo fantasea alguna vez pero cuya puesta en práctica no es aconsejable.
A todos nos divierte House porque lo vemos en la tele y, sobre todo, porque nunca somos el blanco de sus iras.

Pero, parémonos a reflexionar un momento, ¿qué pasa cuando conocemos a un House de verdad?"

Mis pensamientos respecto a este tipo de personajes, no obstante, no tenían al Dr. House como protagonista, ya que estamos hablando de ficción al 100%, sino a otros seres que quieren hacernos creer que son reales, a saber:







16 comentarios:

Senior Manager: dijo...

Lo siento Intoku, pero a mi no me gusta House, ni me gustaría ser como él. Y en la serie las situaciones son tan surrealistas e imposibles que te obliga a cambiar de canal a los 2 minutos... ¿Qué cómo lo sé?... A mi mujer si le gusta y ella tiene el control sobre el mando.

romeo dijo...

Hay un punto de pose, de recrearse en la gracia de decir las cosas así... creo que anteponen el exhibicionismo a la honestidad. No les critico, porque en el fondo de ese aspecto duro hay cierta sensación de que son gente sensible (al menos en el caso de Miki Puig)y es precisamente ese aspecto el que les hace honestos... como el marido de "El ramito de violetas"

merce dijo...

¿Ser honesto y sincero tiene que ir acompañado por narices de mala educación y nula empatía?

EVA dijo...

Yo creo que House nos llama la atención porque hace y dice aquello que nosotros no nos atrevemos pero que nos gustaría decir más de una vez y de dos. Lo que ocurre es que buscamos el ser políticamente correctos, el callar antes que ofender, la sinceridad controlada para no herir, la hipocresía para que no nos traiga problemas...
Estos personajillos que has puesto en las fotos no son más que productos televisivos que saben que la sinceridad borde vende, y mucho, y empezaron a surgir a raiz de House. Dudo yo mucho que en su casa sean como se muestran en la tele. Vamos, y si es así no deben tener ni mujer ni amigos que los soporten. Porque el papel House está muy bien y es muy divertido siempre y cuando no te salpique.

eKaizen dijo...

House resulta gracioso pero hay que tenerlos muy bien puestos para ir por la vida como él.
Creo que los que van de sinceros brutales son una farsa total. Se puede decir la verdad de muchas formas y no hay necesidad de ofender. Encontrarnos con alguien como House en la vida real sería de chiste.
Un saludo

Lau dijo...

No tengo idea de quienes son los de las fotos pero también hice un post sobre HOUSE hace poco!!

Creo que a pesar de honestidad brutal es un tipo que no puede llevar una vida tradicional y se esconde en esa postura. No creo que esté ni bien ni mal porque nadie es perfecto...creo que House (hablo del personaje , por supuesto) es diferente a la mayoría de las personas.
Saludos!:)

Anónimo dijo...

Por lo que yo he visto de House, me parece que está cabreado con el mundo porque es cojo...Rafa de Fama es un pervertido que cumple sus fantasías con los pobres chicos que bailan, el de supermodelo...en fin, ese está claro que lo suyo es complejo de inferioridad, ¿no? En todos los sentidos. Y Risto Mejide es un fracasado sin sentimientos que se cree un ser superior. Además, ya no cuela...por si nos había quedado alguna duda, ahora ya está claro...SÍ, ES UN PAPEL LO QUE HACE. Porque si de verdad fuera como quiere hacernos pensar que es, no habría participado en otra edición de O.T. Que les den a todos!!! El mundo lo mueve el amor.

Silvia dijo...

La verdad esque a mi no me gustaría ser como House. A lo mejor en momentos en que me quedo con las ganas de decir algo y a final no lo digo, lo cual no es ser un cobarde sino ser respetuoso. House, en la serie es un amargado, pero todos los que aparentan ser como él, como Risto Mejide, no son mas que falsas copias para ser famosos y hacerse los chulos, aunque me cuesta creer que en el fondo sean así, mas bien me cuesta creer que haya alguien así en el mundo. En fin, que lo mejor es ser como uno mismo es, nada de aparentar ser otra persona, porque sino eres tonto como la canción del Canto del Loco.
Bss

intoku dijo...

Vaya, ni una sola persona quiere ser como House??? No estaréis mintiendo como dice él? :)

Desde el primer comentario de SM hasta el final nadie quiere ser como él. Lo entiendo, yo tampoco.

Pero seguro que a veces nos gustaría ser algo más asertivos, a que sí??

(Ojo, que el estilo de comunicación de House no es asertivo, sino agresivo!)

Saludos, vamos a ver el Barça-Shalke 04...

Intoku

Juan Martínez de Salinas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Intoku,

A mi tampoco me gustaría ser House.

Me parece muy bien decir lo que uno piensa de los demás a la cara, ya que hoy en día, es muy habitual hacerlo a las espaldas de las personas y esto es mucho peor.

Sin embargo, no se puede ir con prepotencia y falta de respeto hacia los demás porque por mucha razón que se pueda tener te hace perderla.

Hoy en día hay gente muy maleducada que suelta por su boca lo que piensa del prójimo echándole cara y faltando al respeto a los demás para hundirles. Y esta es su estrategia para intentar sobresalir. Tarde o temprano todo el mundo acaba donde merece estar.

Maria dijo...

Pienso que estos tipos de las fotos (solo conozco a dos) hacen un papel, quizás me equivoque, pero lo que me llama la atención es que haga falta un comportamiento grosero y humillante para mover el cotarro de esos programas y que sea recomendable que los participantes lleguen a un nivel insoportable de tensión emocional. Sin embargo ayer TV5 presentó sus cuentas y es la que más gana. Deberíamos empezar a cuestionar a la audiencia.

Falete dijo...

Intoku, es impresionante, tienes el mapa bombardeado de visitas. No sé quien es el esquimal que se ha metido desde Alaska, pero en fin...

No se si a alguien le ha dado por verlo: da escalofríos comprobar cómo no hay ni una sola visita en todo el continente africano, desde Algeciras a Capetown...

Hache dijo...

A mí House me pone. Lo reconozco. Su bordería y su "me la pela todo" me gusta.

Claro, porque está detrás de la pantalla. Porque no le tengo al lado. Si lo tuviera, viviríamos una relación amor-odio agotadora.

Ahora, sólo le admito esa manera de ser tan peculiar a él .. y no me preguntéis por qué, porque no lo sé.

Paquito dijo...

Supongo que nos atrae aquello que no podemos hacer, es decir, el tipo hace cosas que, simplemente son imposibles en un entorno laboral (adoro a House, pero hay capítulos donde no entiendo como no se le despide directamente)...

Es un personaje atractivo, un racionalista con muy malos modos... Nos gusta como razona sus exabruptos (todo tiene una explicacion: sus insultos no suelen ser gratuitos) y al final, porque así es la televisión, acierta el diagnóstico (después de hacer pasar las de Caín al paciente)...

Sin embargo, estoy de acuerdo con el post: House es un personaje de ficción y en la vida real rezaríamos por no ser como él y, sobre todo, por no encontrarnos con alguien así...

¿Las imitaciones? La gente que imita comportamientos y no es original "en sí misma" no aporta nada :-))

Un saludete,

Paquito.

intoku dijo...

Hola falete: hace poco abrí el mapa y me fijé en lo de Alaska y en lo de África, no deja de ser bastante curioso, sí.

Hola Hache: yo creo que sé porqué, quizá porque se trata, en el fondo (no en la forma) de una persona genial, muy intelgente. Eso puede que cuente, no?

Hola paquito: tienes razón, y además en los USA. Seguro que en la vida real duraba un capítulo antes de ser "made redundant"!