Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

jueves, 2 de octubre de 2008

Luces, cámara...

¡Acción!

El post Nadie dijo que fuera fácil trataba de incidir en la importancia de actuar. Hoy encuentro en la entrevista de La contra de La Vanguardia un apoyo a esta idea.

Sirvan de ejemplo un par de respuestas a dos preguntas realizadas a Sergio Bulat, asesor literario y autor del libro "El arte de inventarse profesiones":

¿Hay consejos para dar con tu camino?

Para quienes no tenemos una vocación marcada, lo aconsejable es atreverse a explorar. Nos anima Mark Twain, que dijo: "Dentro de veinte años te arrepentirás más de las cosas que no hiciste que de todo lo que hayas hecho". ¡Mejor actuar, siempre!

¿Se lo dice a alguien que esté en paro?

Desde luego. También me parece útil una reflexión de Abraham Lincoln: "Los que esperan que las cosas les lleguen es posible que reciban algunas..., ¡pero sólo las abandonadas por los que salen a buscarlas!".

Pero todavía me gusta más la manera de expresarlo en una entrevista que leí en Diario Médico el pasado 23 de septiembre, en la cual Francisco Kovacs, una persona notable que se licenció en medicina a los 19 años, responde esto:

"Tal como yo lo veo, la diferencia entre un proyecto y un deseo es un calendario. Si quieres hacer algo, defínelo, ponlo en la agenda y hazlo".

5 comentarios:

Yoriento dijo...

Hola Intoku,
seguro que nos volvemos a ver en mi bar ;-)

Respecto a lo de calendarizar, el peligro está en planificar y no cumplir con los objetivos o actividades que marcas, lo que convierte a ese acción de planear algo arbitrario y contraproducente.

Así que cuando calendaricemos hagámoslo con aquello que vamos a cumplir, así aumentaremos las posibilidades de tomarnos en serio los planes y de seguirlos, no crees? ;-)

Rubén Turienzo dijo...

Refuerzo las palabras de Yoriento y además amplío (como si de una partida de póker se tratase)

El problema real de calendarizar es la gestión de la frustración y la carga negativa que ello conlleva.

No obstante sí que creo en tu planteamiento y en buena parte es mi filosofía de vida. Si quieres algo, sal a buscarlo y siempre que no dañes a nadie (incluido a ti mismo), estará bien el intento y merecerá la pena.

Feliz fin de semana

Natalia Lepe dijo...

quizas cadelarizar ciertas actividades sea la unica forma de concretar cosas que finalmente dejamos en el tintero. Sin embargo tambien tiene la desventaja de poner cierta presión para realizar dichos actos. Pero màs que en el tema de ponerle fecha a nuestros proyectos quiero hacer mayor hincapié en la importancia de atreverse, ya pasaste por mi blog y sabes que estoy ultra abanderada con la idea de atreverse a tomar nuevos rumbos. La vida se nos presenta así desde pequeños, con infinidades de caminos qué seguir, claro, cuando somos niños no le tenemos miedo a nada y tomamos caminos sin tener consciencia de que nos hemos metido a uno, sin embargo a medida que crecemos esa conciencia va creciendo y van creciendo tambien los miedos al fracaso si tomamos ciertos caminos. Pero ¿cuantas cosas hemos perdido por miedo a perder?


mis tremendos cariños y fue una grata sorpresa verte denuevo por mi blog

besos!

intoku dijo...

Entiendo lo que deciis los 3, y también estoy de acuerdo con esta opinión.

No obstante, a lo que Francisco Kovacs se refiere (y no lo interpreto yo, sino que está escrito en la entrevista) es que cuando tienes una lista de cosas por hacer y la mantienes incondicional, es más bien un recurso psicológico de cosas que no vas a hacer pero que no quieres descartar.

¿A cuánta gente conoceis que quiere hacer dieta, dejar de fumar o visitar a alguien y a pesar de que nadie se lo impide, simplemente no lo hacen?

Rubén Turienzo dijo...

Vaya, y de repente surgen las creencias limitantes y los boicots personales...pero seguiremos informando