Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

domingo, 7 de octubre de 2007

Sobre el bien y el mal

Hoy han bautizado a mi sobrina Paula.

El cura que la ha bautizado (después de hacerme una señal para que dejara de hacer fotos) ha dicho en su discurso que el mundo es una lucha entre el bien y el mal... Tengo una duda: ¿Es el ser humano bueno por naturaleza? O quizá es al revés: ¿somos malos por naturaleza?

No me refiero a casos concretos entre los que destacarían Mahatma Gandi o Adolf Hitler. Estoy hablando de la población mundial en general, sin entrar en continentes, países ni etnias. Ser humano.

Igual que existen unas emociones básicas -descargar PDF- comunes a toda la humanidad, independientemente del idioma (miedo, enfado, tristeza, alegría, asco y sorpresa), también esta característica debería ser global.

Eso tan oído de "en el fondo es una buena persona" es una frase absolutamente vacía si realmente somos buenos por naturaleza porque, "¿Quién no?"...

¿Y si lo que ocurre es que somos malvados de origen? Lo cierto es que de los pecados conocidos como capitales (lujuria, avaricia, pereza, ira, gula, envidia y soberbia) no se libra casi nadie...

No sé... puede que no haya una respuesta.

Yo me inclino a pensar que, aunque dentro de cada persona existe una parte buena y una parte mala, latente, preparada para actuar, por encima de todo y más allá de las diferencias individuales, queremos el bien.

Y me lo hace pensar el hecho de que cuando una persona sufre una decepción o una desgracia (ya sea en primera persona o en sus seres queridos), tras iniciar o superar el proceso de duelo, en general siente la necesidad de ayudar a los demás tanto en términos de prevención como en términos de apoyo. Y si ayudar nos hace sentir bien, es un indicativo de bondad.

Piensa en ello. Cuántos padres repiten tras perder a un/a hijo/a aquello de "yo solamente quiero justicia, a mi ya no me pueden devolver la pérdida, pero al menos que no vuelva a pasarle a nadie más", sea a causa de un accidente o sea a causa de un culpable. ¿Por qué esta necesidad de ayudar a gente que no conocemos si ya no podemos solucionar lo nuestro?

Como muestra, dos casos concretos:

La hija de Jill Van Eyle: Ver historia
La hermana de Diego Forlan: Ver historia

15 comentarios:

Paquito dijo...

"El gen egoista" de Richard Dawkins...

Te encantará :-)

Un saludo,

Paquito.
http://paquito4ever.blogspot.com

intoku dijo...

Gracias por la recomendación Paquito!

He visto que el libro empieza así:

"Somos máquinas de supervivencia, autómatas programados a ciegas con el fin de perpetuar la existencia de los egoístas genes que albergamos en nuestras células."

:O

dable dijo...

Pienso que el ser humano es dual con respecto al bien y al mal. Yo me considero buena, ya no sé si por naturaleza o por educación, o por ambas a la vez, pero también pienso maldades y algunas las llego a realizar.

Creo que todo el mundo posee la misma dualidad y la libre elección en el momento de actuar.

merce dijo...

Creo que ni siquiera uno mismo sabe hasta dónde llega su bondad o su maldad, si no se enfrenta a una situación límite y debe actuar...
¿... villano, o mártir?
¿...cabroncete, o héroe?

Carmen dijo...

Yo diría que a nivel global:

El bien es: Consumir poco y ser muy eficientes en la manipulación de ese poco para que nos de el máximo de disfrute y bienestar.

Y el mal es: Perder la empatía hacia lo que nos rodea.

(Extraído de mi post: http://blogcarmenm.blogspot.com/2007/07/el-bien-y-el-mal.html)

(Si lo ves como spam, bórralo)

Saludos ;)

Enric dijo...

Yo creo que somos egoistas por naturaleza (ni buenos ni malos, egoistas). Pero hay algo que me hace reflexionar...¿Por que cuando fantaseamos con qué haríamos si nos quedara un día de vida, todo el mundo coincide en romper cosas, destrozar cristales, etc? Es como si en el fondo todos nos reprimiésemos de hacer este tipo de cosas.

intoku dijo...

Leo vuestras oponiones y concluyo que no es un tema fácil, no...

Es cierto lo que dices, enric. Si me quedara un día de vida, algo destrozaría seguro :O ¿Por qué será?

José Nova dijo...

En mi fuero personal, creo que todo pasa por la educación que recibamos.

Cuando nacemos, no somos más que libros en blanco. No sabemos qué es el bien y qué es el mal hasta que nos enseñan la diferencia.

No somos buenos o malos por naturaleza. Simplemenete somos. Del resto se encargará la vida misma.

Pero bueno, esa es sólo mi opinión.

Saludos.

markin dijo...

Quizá sea cuestión de genes, quizá esos impulsos primerisos sea lo que seamos... sólo que como no tenemos autonomía de pensamiento, ni de acción, terminamos alienándonos... y siendo lo que papi quizo.
Pesnado en esa característica me haxces remorar el tema de "la campesina" ; es mejor nacer malo y en el camino dela vida hacerse buenos; que, ser inocentes y llenarnos de la maldad y cosas pueriles de la vida.

Brainy dijo...

No estoy de acuerdo con lo que propone jose nova. No somos libros en blanco (esa es la antigua creencia de la tabula rasa). Los genes definen en gran medida muchas de nuestras características, pero el ambiente puede moldearlas. Es cierto que en los humanos esa influencia dewl ambiente (llámese cultura) es más importante que en el resto de especies, pero ni mucho menos es exclusiva. Hay infinidad de comportamientos determiandos exclusivamente por los genes.

Por otro lado, el mal y el bien son conceptos que hemos creado los humanos y que aplicamos según nuestras convicciones y prejuicios. Determinadas actuaciones nos parecen bondadosas cuando a otros les pueden parecer maldades absolutas. ¿Es malo el león que se come a la cebra? Si nos respondiese un león seguro que nos dice que no, si nos responde una cebra, ¿qué diría?

Un saludo.

intoku dijo...

En la facultad te queda clara una cosa: no todo son los genes ni todo es el ambiente.

Sí que hay predisposiciones genéticas, pero debe haber un disparadero ambiental a menudo.

De todas formas, yo me refiero a la mente sana. La mayoría de los seres humanos, con nuestras contradicciones, miedos, etc.. somos capaces de lo mejor y de lo peor...

Viper dijo...

Coincido con brainy...buen apunte compañero!.
Somos egoístas por naturaleza y, a veces, como éste egoismo se canaliza y/o manifiesta hace que a unos les parezca bondad y, quizás a otros, maldad.

Espero que no te importe que haya linkado tu página a la mia. Buen blog!

Andrea dijo...

Interesante el tema. En verdad está en disputa. Recuerdo un psiquiatra que una vez me hizo clases y dijo la siguiente afirmación: "Hay hombres malos por naturaleza, que simplemente nacen así...por ejemplo, Hitler o Bin Laden" y después, una psicóloga dijo no estar de acuerdo con él. El argumento en psicología, es que existen trastornos de personalidad. Una persona "mala" que mata y no se arrepiente y goza con el daño ajeno, posee el "Trastorno de personalidad Antisocial".

Otras "maldades" son por ignorancia, pero en mi opinión, el hombre no nace "malo" ni "bueno". Simplemente nace. Lo otro lo va aprendiendo y desarrollando.

Saludos,

~ Andrea ~

intoku dijo...

Hola Viper, bienvenido al blog!

Andrea, no sabría qué decirte... quizá no esté demostrado este punto todavía no?

japri19 dijo...

Creo que por naturaleza tendemos a tener un poco mas de maldad, pero la idea es trabajar el ser bueno y ponerlo en practica.
Muebles