Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

sábado, 26 de enero de 2008

La privacidad del blogger

Aunque blogger es el nombre de una de las plataformas que existen para alojar un blog, para este post convenimos que por blogger entiendo "escritor de un blog".

Dicho esto, lo cierto es que bastantes bloggers preferimos el anonimato cuando creamos nuestro blog. Aunque tarde o temprano se sabrá quién es el autor del blog, al principio algunos somos pudorosos al respecto.

El primer blog que leí en mi vida fue Consultor anónimo, que luego se ha convertido en Vida de un consultor. Más directa no puede ser la declaración de intenciones del autor: anónimo. No obstante, pasado el tiempo y con la seguridad que te dan las visitas y los comentarios en el blog, el autor se quitó la máscara.

En mi caso, he comprobado que la prudencia del anonimato se desvanece poco a poco si quieres que tu blog vaya creciendo y sea leído y visitado. La última prueba de ello fue la necesidad de dar mis datos personales para poder aparecer promocionado en La Vanguardia, hecho que consiguió triplicar mis visitas ese día y el posterior.

Y no sólo es una "manía" de los bloggers: una de las razones por las que la gente no deja comentarios en los blogs es para evitar ser "descubiertos". A muchos bloggers nos leen personas que nos conocen y que quizá no quieren que sepan que nos leen... ¡también los lectores quieren permanecer anónimos!

Ante este panorama, surge la duda: ¿realmente es posible permanecer anónimo como blogger en Internet?

La privacidad de la que habla la plataforma donde tengo alojado mi blog no me sirve, ya que como puedes comprobar hacia el final del texto dice "Google cumple los principios de privacidad de garantía de seguridad de los Estados Unidos"... y no estamos allí...

Otro dato. Leo aquí que ya hay partidos políticos que proponen conocer y controlar la autoría de los blogs en España.

La bloggera Brie escribió un post llamado inmunidad acerca de la responsabilidad de las opiniones vertidas en un blog. En él hay una reflexión sobre este tema que ya tiene jurisprudencia gracias a una denuncia con sentencia. Si el blogger es responsable de lo que escribe y por lo tanto puede tener que responder ante alguien, el anonimato desaparece.

Me queda la duda... ¿es posible permanecer anónimo en Internet?

19 comentarios:

Raquel dijo...

Todo es cuestión de respeto, respetar las opiniones, respetar el anonimato...
Felicidades por la aparición de tu blog en la Vanguardia.

intoku dijo...

Gracias Raquel.

Estoy de acuerdo contigo, pero cuando el respeto brilla por su ausencia... ¿qué?

Paquito dijo...

Buenas Sire :-))

Me deja alucinado que haya partidos políticos que quieran romper uno de los principios de la libertad: el derecho a ser y expresarse de forma anónima...

Paradójico: aquellos que defienden la democracia son los primeros que no quieren que seamos "totalmente libres": un pueblo que piensa y un pueblo que responde es incómodo. Mejor tengámoslos bien identificaditos para que cuando abran la boca sepamos quienes son...

Bien es cierto que el anonimato alberga también a los enemigos de la democracia (grupos autoritarios y demás) pero precisamente por eso existen las leyes: cuando en el ejercicio de la libertad de expresión alguien rompe otro derecho (el derecho al honor por ejemplo) o difama, la ley prevé la actuación (como existen leyes para entrar en tu casa si eres sospechoso de un crimen o leyes para intervenirte el correo electrónico o el teléfono si en él se pueden encontrar pruebas de que estés cometiendo o hayas cometido un delito)...

Interesante la historia de tu blog: supongo que tan interesante como el blog en sí mismo, al cual estoy suscrito y leo siempre que publicas :-))

Un abrazo desde Amsterdam,

Paquito.

Félix dijo...

Creo que es difícil permanecer mucho tiempo anónimo.

Enhorabuena por tu aparición en La Vanguardia.

intoku dijo...

Muxas gracias paquito y Félix!!!

Adolfo Calatayu dijo...

Querido amigo: gracias por tu visita al blog,vine a devolver tu gentileza; considero que no,que no es posible mantener el anonimato en el blog,y no creo que tenga que ver con el crecimiento de las visitas diarias.
Un abrazo

intoku dijo...

Hombre Adolfo, el aikidoka!

Si miras en el buscador que tengo en el blog en en lateral izquierdo superior verás que he publicado sobre el aikido.

Saludos!

Intoku.

Yoriento dijo...

Hola Intoku,
el anonimato permite expresar opiniones con mucha más libertad, qué duda cabe, pero también impide establecer colaboraciones con otros blogueros y profesionales, y no genera el mismo clima de confianza a los lectores de tu blog. Así que anonimato sólo en el caso de que no haya más remedio¡ :-)

neurotransmisores dijo...

Para mi lo más bonito de la blogosfera es el anonimato, ya que así te puedes relacionar con personas solo por lo que dicen y no por lo que dicen ser.

Natacha dijo...

El anonimato tiene su encanto, pero no deja de ser paradójico que tener un blog sea la sublimación del superego y a la vez se a anónimo. Es una lucha en la que suele ganar el ego.
En cuanto al respeto y la legalidad sobre lo que alguien dice o hace creo que no tiene que ver con ser anónimo, tal vez envalentona un poco pero el que es un cafre, lo es delante o detrás de la pantalla. Y el educado y respetuoso no se esconde para convertirse en una especie de mister hide.
Un saludo y espero tus visitas de nuevo.
Natacha.

intoku dijo...

Vaya, Yoriento y neurotransmisores aportáis opiniones encontradas, interesante...

Natacha, creo que lo expresas de la forma que yo lo entiendo: el anonimato se rinde ante el ego tarde o temprano.

Senior Manager: dijo...

Para mí el anonimato, más que una elección es una necesidad. El tema que elegí para mi blog implica hablar de asuntos empresariales que no deseo sean relacionados a la multinacional en la que trabajo.
Aunque haya personas que trabajan conmigo y que saben de mi blog, no es lo mismo publicar como Senior Manager que con mi verdadero nombre... es como una especie de capa protectora que me protege de mezclar las cosas del trabajo con mis opiniones personales.
En realidad no he sido tan severo con mi anonimato y hasta una foto mía distorsionada me identifica en el blog, así que cualquiera que me haya visto sabe cuál es mi verdadera identidad... También he visto que a mis lectores les importa poco quien soy mientras siga siendo honesto y sincero con ellos en el resto de aspectos... Pienso que al final del día no importa mucho como nos llamamos sino quienes somos en realidad.

Oscar dijo...

Creo que el anonimato es una decisión personal como muchas cosas. Lo importante no es quienes seamos sino lo que aportamos.

Yo en mi caso tengo clientes que pueden conocerme,no me gusta mezclar lo profesional con lo personal, son cosas diferentes. Aunque ¿quién me va a encontrar?

La gente quiere saber quien eres por curiosidad pero ¿de que le sirve que sea de Cornellá, o de Valdemoro o de Ciudad Real y que me llame Antonio Gonzalez o Raul Jiménez? Lo importante es lo que escribes, lo que trasmites...

Creo que tienes que ser un tipo muy conocido para querer ocultar tu personalidad, por otro lado de echo hay muchos que usan su blog como promoción personal.

Es como he dicho una decisión personal.

Anónimo dijo...

En el anonimato.ni hacemos,ni decimos,ni nos comportamos igual que sin él,no cabe duda(somos más desinhibidos) y,ahí ganamos.
Pero al final esto es un cerco que se va cerrando.
Menosesmas.

MiLe dijo...

Me ha gustado mucho el artículo. Es cierto que es difícil conservar el anonimato en Internet. También es cierto lo que dice "natacha" sobre "no deja de ser paradójico que tener un blog sea la sublimación del superego y a la vez se a anónimo". Hay mucha gente que se crea blogs a modo de diario o desahogue personal sin que lo sepa nadie, pero igualmente no deja de tener acceso a él el mundo entero. Vas al "google" buscando algo y te salen 1000 páginas de las cuales la mitad son de bloggers. Entonces, así es un poco difícil guardar la privacidad, siendo Internet una herramienta al alcance de prácticamente "todo el mundo". En fin, no sé, es un tema complicado pero interesante. Y creo que muchas veces no depende de la educación ni el respeto.

Un saludo, gracias por tu post y enhorabuena por lo de la Vanguardia ;)

intoku dijo...

Senior Manager y Oscar. En vuestro caso, ya se ve que lo hacéis por cuestiones profesionales. Aunque soys moderados en vuestras bitácoras, siempre es más prudente que los clientes no nos identifiquen fácilmente en la red.

Menosesmas,la cuestión es precisamente esa, que el cerco se va cerrando y con un poco de habilidad, tras algunos meses de blog se te puede llegar a identificar. Por cierto... ¿tienes blog?

Mile, celebro que te guste el post y muchas gracias por la felicitación! ;)

ME ENCANTA QUE APORTEIS VUESTRA OPINIÓN.

Anónimo dijo...

Jajaaajja!!!que quieres intoku cerrar mi cerco?¿?
No!no tengo blog,yo sí que quiero seguir en el anonimato.
Enhorabuena!!de verdad por el tuyo,eres bueno.
Menosesmas.

La interrogación dijo...

Debería serlo, o al menos ser una elección personal y que nadie te obligara a ello. Ahora bien, si por circunstancias alguien decide darse a conocer tampoco pasa nada.
Coño, no sé que hacer. Me lo pensaré y escribiré sobre ello.

Un beso!!

intoku dijo...

Jejeje... ¿se ha notado Menosesmas?

Hola inte! Si no recuerdo mal en tu blog mostraste una vez tus ojos, ¿cierto?