Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

jueves, 13 de marzo de 2008

Educación emocional

Hace poco más de dos semanas me enteré, gracias a un compañero de trabajo, de la existencia de una recién creada fundación llamada Fundación para la Educación Emocional.

El mes de Junio pasado ya me quejaba de la falta de sentimientos en nuestra sociedad. Recuerda: pensar, sentir y actuar. No es una cuestión de ser sensibleros; simplemente, tener un equilibrio.

En este sentido, rescato un fragmento de la entrevista que Manuel Segura (de quien te hablé aquí) concedió a La Vanguardia el pasado 7 de Enero:

La pata del pensar es la más fácil porque se aprende jugando, buscando alternativas, analizando posibilidades; es muy lúdico. Las emociones son algo más difícil: en primer lugar, deben reconocerlas, porque los niños no saben distinguir si están enfadados, aburridos o tristes. Hay 60 emociones básicas que enseño a distinguir, que entiendan por qué las sienten y cómo controlarlas.

¿Qué pasa?
Nuestra sociedad educa en el individualismo y la competencia, pese a que las empresas piden gente que sepa trabajar en equipo. Los jóvenes son impacientes, lo quieren todo ya, y cualquiera que se oponga se convierte en enemigo. Tienen una falsa seguridad en sí mismos y poca autocrítica. Eso hace difícil la educación, porque falta la comprensión del esfuerzo por conseguir algo.

¿Hoy los niños se hacen antes adultos?
Tienen un acceso a la información mucho mayor, pero eso no los hace más maduros. Te hace maduro el comprometerte, algo que hoy se aborrece porque parece que sea lo opuesto a la libertad. Hay que educar en valores: justicia, amistad, responsabilidad, sinceridad, bondad..., eso es convivir. El problema empieza en la familia: los padres no saben si decirle a su hijo que devuelva la bofetada o que sea paciente y solidario.

Es que no es fácil.
Tenemos la idea de que sólo hay dos posibilidades: dejarse pegar o pegar, ataque o huida; pero también existe el diálogo. Yo creo en la persona, y sé que incluso los jóvenes delincuentes tienen un centro sano, hay que llegar a ese centro. Sabemos lo que hay que hacer para formar personas y no lobos.

13 comentarios:

Félix dijo...

Digamos que se estira la adolescencia ¿no?. Por un lado se adelanta: se maneja antes mayor cantidad de información, abandonando antes la niñez y alcanzando una madurez sexual e informativa antes que hace unos años. Pero por otro se alarga la edad a la que se alcanza un cierto grado de madurez intelectual que te convierte en adulto: no se quieren asumir responsabilidades respecto a otros o a uno mismo, no se quiere ser responsable de sus actos, se busca la constante protección de los adultos ante la realidad que no gusta...

Lo que antes duraba tres o cuatro años, tenemos ahora adolescencia desde los 11 años hasta los veintimuchos.

Oscar dijo...

Félix, a mí la adolescencia me ha durado hasta los 30 :-) De acuerdo con tu reflexión no obstante.

Bueno, bromas a parte, siempre me he preguntado como llegamos a donde estamos. Cuando llegas a la empresa en teoría con una buena educación te encuentras con muchos problemas del tipo emocional, te cuesta años arreglar la educación que te han dado y algunos no consiguen arreglarse jamás. Viven en el dilema yo gano tu pierdes o como pone la entrevista hay otro camino que se denomina "diálogo", en el que no nos han educado: no nos enseñan a escuchar por ejemplo.

"El niño ya dijo papa" ¿y cuando empezó a escuchar? ¿ A los 40?

Oscar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oscar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oscar dijo...

Perdonen pero debo estar fuerte hoy y he apretado el botón tres veces.

Un saludo.

Senior Manager: dijo...

Los jóvenes de ahora (con pubertad y adolescencia ampliada y re-estirada) tienen sus propias ideas embutidas a saco en la cabeza lo que no deja espacio para meter nada más, por lo que cuando dejan: el estar tirado en el sofá, la PSP, el portatil y el MP3 y deciden comenzar a trabajar de verdad, llegan a las empresas y chocan frontalmente contra el sistema y las normas impuestas y esto los imposibilita para comprender que su pseudo-mundo virtual en donde “todo” estaba permitido se ha acabado…

Estoy cansado (es una expresión) de ver a jóvenes que entran a las empresas sin ninguna preparación y con toda la intención de hacer lo mismo que en el cole, el instituto o incluso la universidad; es decir, nada…

Insisto en que es un problema socio-cultural y opino que la misma sociedad lo ha originado, por lo que siempre habrá espacio para hacer autocrítica constructiva. Estoy consciente de que existe una brecha generacional importante que afecta las relaciones entre las generaciones debido a que han vivido experiencias diferentes. Pero por otro lado creo que los jóvenes tienen suficientes espacios y libertades para expresarse, el problema es que la mayoría no muestra interés en hacerlo, así como no muestran interés en casi nada que sea productivo, sólo tienen interés en ellos como individuos, en satisfacer sus necesidades y nada más, para ellos el resto de la sociedad no importa.

Lo más preocupante es que los padres siguen sin imponer disciplina alguna, alcahueteando a los hijos y pensando que son lo mejor del mundo. Así que mientras la sociedad no reconozca que existe un problema socio-cultural de fondo en cuanto a la formación de sus jóvenes, tendremos entonces otro problema serio dentro de unos años, en donde la población activa de origen español irá perdiendo oportunidades de empleo en empresas productivas en detrimento de su calidad de vida.

Los jóvenes se empeñan en desdeñar los valores de las generaciones que les preceden mientras los padres no desean los mismos traumas que han sufrido en el pasado para sus hijos. Hemos sido testigos que ese método es contraproducente pues se pierde el control y es nocivo para la correcta formación de los jóvenes que interpretan esta libertad como exceso de permisividad y cuando se le quiere dar la vuelta es demasiado tarde.

kikarrr dijo...

Es muy difícil la educación de un hijo, no sabes nunca si haces bien o mal...

intoku dijo...

Hola Félix: hasta los veintimuchos??? eso es quedarse corto!

Hola Oscar: ¿ves? es quedarse corto, jeje ;)) Buena la frase final Oscar.

Hola Senior Manager: Estoy en un 90% de acuerdo con tu análisis, pero nos guste o no "los tiempos cambian" y la generación que comienza a trabajar ahora tiene otros valores que se impondrán. O las empresas se adaptan o algo pasará, y no preveo precisamente un win-win...

Hola Kikarrr: Seguro que es muy difícil! Espero comprobarlo en breve :)

Anónimo dijo...

Yo soy mas optimista,en dos generaciones ha habido un cambio brutal en la forma de..pensar,sentir y actuar..creo que antes se maduraba mas rapido,empezabas a trabajar antes te casabas antes,etc..Ahora se prepara mejor a la juventud tienen mas información y tiempo para asimilarla.
Es una realidad que las prioridades son otras¿vivir al dia?
pues sí,pero eso no te hace más inutil en nada,es otra percepción del futuro.

Quizas esa dudas que podemos apreciar en los jovenes es porque "estan en un mundo de muchas opciones y posibilidades" es logico que se les planteen dudas a la hora de decidir que quieren ser o hacer.
Bueno aqui vendria a pelo el video que tienes al margen sobre el protector solar,dice mucho sobre las inquietudes de los jovenes y creo que al final generación tras generación a la juventud le preocupa lo mismo.
Ahora los padres estan tambien más preparados¿porque pensar que no se educa mejor?.
Menosesmas.

intoku dijo...

No sé... Yo solamente estoy seguro de que nada es ahora MEJOR ni PEOR que antes, sino distinto.

¿Habéis oido hablar de la "Tecnología del compromiso"?

Creo que es la clave de todo esto.

romeo dijo...

Si que es cierto que antes la gente se independizaba antes, se casaban y tenían hijos muy rápido y trabajaban y tenían una familia echando leches!!!
Pero eso, era madurar? O era un patrón adquirido que se adecuaba a lo que demandaba la sociedad en aquellos tiempos... Pero reaccionaban reflexiva y racionalmente a los estímulos que se les presentaban???

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
       Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
       Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
                                                                                                    Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog
Puede ver mis vídeos:
“Educar más allá de las creencias: liberando al corazón” en la dirección siguiente: http://vimeo.com/9374224
“Educación y Nuevo Paradigma Científico” en la dirección: http://vimeo.com/10085584

intoku dijo...

Hola Carlos, bienvenido al blog!!!