Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

jueves, 6 de marzo de 2008

Jaque a los gordos

A principos de Febrero publiqué en mi blog paralelo, que solamente actualizo una vez al mes, una noticia que indignó a los ciudadanos de Misisipi.


Resulta que el Estado de Misisipi, que es el que más obesos tiene de toda Norteamérica según dice la Trust for America's Health, quiere prohibir a los restaurantes que sirvan comida a los clientes obesos mediante un proyecto de ley, con la amenaza de retirarles la licencia en caso de desobediencia.

Lo más curioso del tema es que rascando un poco averiguas que uno de los responsables de la propuesta, llamado John Reed, mide 1,80 metros y pesa más de 100 kilos, es decir: tiene un IMC que indica obesidad leve.

Se hace difícil de comprender, por mucho que Misisipi tenga un 30% de adultos con grave sobrepeso y que ello le cueste a su sistema de salud 220 millones de dólares cada año.

Esto me hace pensar en la doble moral de la sociedad norteamericana y sus ya legendarias demandas a tabacaleras, Mc Donald's, etc. por parte de clientes que, a sabiendas de los riesgos que entraña fumar y comer grasas, han continuado haciéndolo. Demandas que, por cierto, ya han existido también en España.

Entonces, ¿en qué quedamos? ¿Quién es el responsable de la salud de las personas? ¿Nosotros mismos? ¿El estado?

8 comentarios:

Paquito dijo...

Los responsables somos nosotros, que sabemos que la McMierda es mala, pero es barata y muy apetecible (a mi me encanta: ¡Mea culpa! :-)).

Podría dar "ejemplos patrios" de España con otros menesteres, pero no quiero hacer herida...

Porque al final siempre la culpa es de los demás y no nuestra: nadie obligó a la pequeña Dorothy a zamparse 3 menus McDonald's todos los días y parecerse más a un cachalote que a un ser humano, nadie...

Otra cosa es (y aquí en cambio sí les doy) que los fabricantes no indiquen los componentes de su comida o que, deliberadamente, utilicen ingredientes a sabiendas de lo nocivos que pueden ser para la salud de cualquier ser vivo (aquí sí que entraría yo sin compasión)...

Por tanto: sí, la culpa es nuestra y sí, siempre y cuando se demuestre que algo es nocivo y que el fabricante lo distribuyera a sabiendas, entonces hay que calzarle...

¿O no?

Un saludete,

Paquito.

Selvas dijo...

Yo lo tengo clarísimo: nosotros mismos

Marla Singer dijo...

Eso es comparable al terrorismo de estado!!!! me parece indignante que no te sirvan por ser gordo. Esto es una especie de nuevo fascismo. El Estado no tiene potestad para decidir lo que tenemos que comer, aunque haga campañas sobre comida sana, si queremos mierda nos la comemos. Dentro de poco nos prohibirán a las mujeres comer chocolate durante la menstruación y los días previos porque nos sale celulitis.
Siempre me pareció una estupidez que alguien que fuma denunciase a una tabacalera, si ya sabes a lo que te expones fumando, no seas tan estúpido.

Desamparados dijo...

esas empresas te avisan que eso es malo, y como quien avisa no es traidor, pues la culpa es nuestra... nos arriesgamos a que nos ocurra algo malo... igual que en otros muchos casos... ciao

Senior Manager: dijo...

Cada quien mira hacia el lado que le conviene y en ese rollo de la comida los gordos seguirán siéndolo y el estado seguirá perdiendo millones por culpa de sus problemas de salud y derivados de su coindición... Lo que no entiendo es tanta preocupación ya que EEUU no tiene sistema de seguridad social como en Europa y por lo general ellos deben pagar por su salud. Por cierto y sin anímos de criticar, el hecho de alguien pese 100 kilos no significa que esté obeso, habría antes que saber su estatura y en ese país te aseguro que hay gente obesa pero también alta.
Slts
SM

intoku dijo...

Hola! Gracias por vuestras opiniones.

Senior Manager, tienes razón!!! Se me olvidó incluir su estatura (1,80 m) además pasa de los 100, lo acabo de editar.

Saludos,
Intoku.

eKaizen dijo...

Buenas, era de suponer que algún día se metieran con los gordos, y empezaran a ponerles restricciones de un modo similar a como, en su día, lo hicieron con los fumadores.
Aunque estoy de acuerdo en que la responsabilidad es totalmente personal. Y cada uno es libre de elegir la cantidad y la calidad de lo que como. Eso sí, todo bien especificado en sus correspondientes etiquetas.
Yo en mi caso prefiero cuidarme, pero hay que reconocer que de vez en cuando un Bigmac no me lo puedo saltar.
Un saludo

intoku dijo...

Hola ekaizen, yo estoy contigo. La autodisciplina es también una opción personal en el aspecto de la alimentación en la población de clase media, media-alta y alta.

Saludos,
Intoku.