Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

domingo, 22 de julio de 2007

La felicidad... ¿en el trabajo?

He leído en el blog de Eduard Punset (lástima que no lo alimente más a menudo) una interesante entrevista inédita sobre el trabajo y la felicidad.


Estos son los fragmentos que considero más interesantes:

¿Qué papel tiene el trabajo en nuestra felicidad?
Es muy ambiguo. Para unos el trabajo es el centro de gravedad de su felicidad. Todas las encuestas coinciden en mostrar que los más infelices son los que están en las listas de desempleo. Y sin embargo, es muy frecuente que cuando se tiene un puesto de trabajo sea la fuente de sinsabores y desdichas.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando escogemos nuestros estudios?
Es un descubrimiento reciente. Lo importante es elegir una actividad que desarrolle lo que son las cualidades innatas de cada uno y hacerlo concentrando todos nuestros esfuerzos y recursos en ello. Esto implica tambien un cambio de estrategia para los maestros y profesores. En lugar de explicar lo que ellos supuestamente saben, deben dedicarse a fomentar las cualidades innatas de cada alumno.

En sus libros, usted habla de la necesidad de adaptarnos a los cambios para ser felices. A nivel laboral, ¿cómo podemos hacerlo?
En los esquemas corporativos, la felicidad de los empleados debe figurar como objetivo. Esta felicidad pasa por generar el sentimiento de que la gente controla parte de los procesos en que está inmersa –de que lo que uno hace sirve para algo-, y por conjugar todos sus esfuerzos individuales y profesionales en una tarea que desarrolla sus cualidades innatas.

En su libro El viaje a la felicidad, usted nos da ni más ni menos que la fórmula para conseguirla. ¿Qué ingredientes tiene?
Si tuviera que elegir solo dos factores aludiría a la “ausencia del Miedo” - el miedo fue el responsable de la guerra civil española-, y el aprovechamiento del placer afín al proceso de búsqueda. La felicidad está en la sala de espera de la Felicidad. Todos los premios Nobel que he entrevistado coinciden en declarar que su periodo más feliz fue el que precedió a la concesión del premio, cuando estaban inmersos en la búsqueda de las nuevas claves científicas.

5 comentarios:

Luz dijo...

Creo que el trabajo debe hacernos felíces...es muy importante hacer algo que nos "llene"
preguntaron a Freud una vez qué se necesitaba para ser felíz y el contestó: "Amar y trabajar"
besos!!

merce dijo...

Trabajo y vocación deberían ir siempre unidos! Ese es el secreto.

Lo digo por experiencia...:-)

intoku dijo...

"...El maestro en el arte de la vida, no distingue mucho entre su trabajo y su ocio; su trabajo y su juego; su mente y su cuerpo; su educación y su recreación; su amor y su religión. Simplemente percibe su visión de la excelencia en todo lo que hace, dejando que otros decidan si está jugando o trabajando. A sus propios ojos siempre esta haciendo las dos cosas..."

Esta frase, que leí hace mucho tiempo, explica perfectamente el QUÉ, pero ahora nos falta saber el CÓMO... :)

Baby dijo...

Llamarme pesimista, pero la Felicidad son momentos que vivimos en el día a día y no un estado permanente.
Así que aplicado al trabajo, lo entiendo del mismo modo. Te puede gustar tu trabajo pero no creo que a nadie le haga exclusivamente Feliz trabajar.

Baby dijo...

Llamarme pesimista, pero la Felicidad son momentos que vivimos en el día a día y no un estado permanente.
Así que aplicado al trabajo, lo entiendo del mismo modo. Te puede gustar tu trabajo pero no creo que a nadie le haga exclusivamente Feliz trabajar.