Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

jueves, 26 de julio de 2007

Vivir es decidir

Las películas se llamaron “Viven” y “La Vida es bella”, pero bien podrían haberse llamado “Deciden” y “La Decisión es bella”.

Cada día tomamos montones de decisiones, algunas sin importancia y otras de peso. Pero lo importante del asunto no es darse cuenta de esto, sino ser consciente del la responsabilidad que comporta el tomarlas.

La libertad que tenemos la suerte de disfrutar en nuestra cultura y situación histórica actual conlleva precisamente esta tremenda responsabilidad, que creo que no todos tenemos bien entendida.

Si en tu forma de tomar decisiones prevalece el factor emocional, algo falla…

Me explico. Ser “responsable” significa de alguna manera “responder de mis actos” (o ausencia de ellos). En cada decisión que tomamos, avanzamos por un sendero de forma voluntaria la mayoría de veces, a sabiendas de que abandonamos otras posibilidades en el camino. Las abandonamos por distintos motivos: preferencias, estrategia, deseos, necesidades, sin motivos…

Lo que ocurre es que hay una parte importante de la sociedad que confunde la responsabilidad, amparados/as por el poco elaborado: "¿por qué no?", ó "si otros lo hacen...". Algunas decisiones hay que estudiarlas muy bien, puesto que suelen ser irreversibles y, en esos casos, se producen las mayores frustraciones.

- Si decides dejar de estudiar, acepta las consecuencias.
- Si decides dejar el trabajo, acepta las consecuencias.
- Si decides comprometerte con alguien, acepta las consecuencias.

- Si DECIDES, acepta las consecuencias.

Encuentro en el libro “El alma está en el cerebro” un ejemplo que ilustra lo que trato de contarte. Dice algo así como: ante la pregunta ¿Prefieres 1000 euros al mes y tiempo para tus amigos, familia, etc. o bien quieres 3000 euros al mes pero sin tiempo libre?

¿Sabes que responden estas personas a las que me refiero que no tienen bien entendido su poder de decisión?

“Tú dame los 3000 euros, que yo ya encontraré el tiempo libre”Error.

Vivir es decidir y esto significa, por definición, que en la vida no se puede tener todo.

17 comentarios:

Baby dijo...

Totalmente de acuerdo Intoku, todo no se puede tener en la vida y por eso hemos de tomar decisiones.
Por eso creo que no hay que precipitarse en algunas cosas, aunque hay gente que diría es que si no lo hago ahora ya no lo haré... Pero si haces lo que crees que no harás estás decidiendo no hacer otras cosas que pueden traducirse en un futuro estable y una vida equilibrada tanto laboral como personalmente.
¿Se me ha entendido? Menudo rollo, ya no sé si vengo, voy o es el pueblo de la madre de Carmen Rigalt como diría Pelegrí Pelegrí jajajaja

merce dijo...

Yo sólo sé que hace dos años, y tras mucho meditarlo, tomé una (dificilísima) decisión...

Aún me hace gracia cuando alguien me dice: "Si luego las cosas no te salen como habías previsto, no te deprimas". Y siempre contesto lo mismo:
1-Estoy haciendo LO QUE REALMENTE QUIERO, independientemente de los resultados.
2-Decisión y consecuencias van en el mismo lote. O lo tomas, o lo dejas.
Sí señor, Intoku: si somos mayorcitos para elegir y decidir, también lo tenemos que ser para asumir!

JuanK dijo...

Las decisiones que tomamos tienen su respectiva consecuencia, pero el no tomar decisiones también conlleva sus respectivas consecuencias. La sabiduría está en decidir bien, no dejarse llevar por los sentimientos, y algo que dice la Biblia: En la multitud de consejeros está la victoria. eso es preguntar a personas que sabemos nos darán una respuesta sincera.
saludos intoku.

Enric dijo...

Estoy de acuerdo en que vivir es elegir, pero también creo que solo encuentra la decisión correcta el que se equivoca en muchas decisiones. Es decir, no se trata de ser perfectos y encontrar siempre el camino ideal, sino de probar muchos caminos, para asi, con conocimiento de causa decidir bien cual es el que queremos realmente. Tu planteamiento, Intoku, es el de una carrera de 100 metros lisos (sin margen para el error, decidir bien y rápido) y yo creo que la vida es una carrera de fondo, una maratón donde, de los errores se aprende.

Anónimo dijo...

Yo a la pregunta de los 3.000 euros o el tiempo, diría: "Saca la cartera y dí amén"

Anónimo dijo...

Imaginemos a un niño pequeño delante de un cajon rojo y otro azul. Abre el rojo y encuentra un caramelo, abre el azul y nada. Aquella experiencia le marcará. Al próximo día que se le pregunte que cajón quiere seguramente dirá el rojo. Las decisiones són fruto de las experiencias.

Anónimo dijo...

Hace tiempo me ofrecieron un trabajo con un contrato de 6 meses(de media jornada) sin posibilidad de renovación . Estaba muy bien pagado pero si lo aceptaba(entonces trabajaba por las tardes en 2 sitios diferentes)significaba que durante 6 meses prácticamente me dedicaría a trabajar y NADA MÁS. Al mediodía iba a tener 1/2 hora( "de reloj") para comer.
Lo que yo tuve muy claro a la hora de decidir si lo aceptaba o no, era que si hacía lo primero era CON TODAS SUS CONSECUENCIAS!
Pues bien, lo acepté...así que, sin estresarme, había dias que comía en media hora, otros dias tenía 45 minutos....y los dias que tenía una hora...HACÍA UNA FIESTA!
Para mi "aceptar" consiste en eso. Estoy harta de oir a gente que toma decisiones y solo hace que lamentarse por las esquinas como si éstas les hubieran sido impuestas!

Saludos de la eterna pluriempleada

intoku dijo...

Muchas gracias por todas la opiniones!!!!, algunos casos expresan lo que trato de decir.

intoku dijo...

Para enric,

Escribí el post pensando en "toda una vida", que es una carrera de nosecuantosmiles de metros y encima con vallas.

Llevado al extremo, hay dos maneras de vivir: el que se equivoca y vuelve, y vuelve, y vuelve... y la segunda manera es la que yo planteo: tomar decisiones valorando a fondo las posibles consecuencias.

El primero las toma básicamente desde la emoción y el segundo desde la razón.

Como yo lo veo, es precisamente la razón la que tiene en cuenta el futuro, no así la emoción, que "vive" en en presente.

Luz dijo...

Yo también estoy de acuerdo con vos. Es importante darnos cuenta que lo que hacemos y lo que dejamos de hacer a la lagra va a hacer la diferencia. Y todo...no se puede. besos!

Rubén Terrazas dijo...

Tienes toda la razón, sabes que hace algun tiempo escribi algo al respecto pero me gusto mas lo que ahora leo, gracias por compartirlo...

Fanny dijo...

Yo estoy de acuerdo en que en cada decisión uno debe asumir las consecuencias, pero ¿qué hacer cuando la razón te dirige a una decisión y el corazón a otra? ¿es realmente la razón la que nos aportará nuestra Felicidad o bienestar? No se...

intoku dijo...

Hola Fanny!

Yo tampoco lo sé.

Pero está claro que muchas veces lo que "necesitamos" es distinto a lo que "deseamos".

Sobre tu comentario, la ciencia ha acabado demostrando que solamente nos guía el cerebro. Está recogido en el libro de Eduard Punset "El alma está en el cerebro".

Anónimo dijo...

Huy qué difícil, tomar la disicion correcta, porque sí se trata de amor y tener un bebé es lo más hermoso que te puede suceder, lo difícil sería dar en el blanco justo en alguien que lo siente...pero las circunstancias son imposibles de una sola parte....la cuestion es pensar lo positivo tiengo para la felicidad en fin

Anónimo dijo...

stupiidoz xD kajakjakjaa

SALINGER dijo...

Un amigo mío dice: "QUE LA VIDA ES UN JUEGO", que ya que tenemos solo una VIDA por que no? VIVIRLA JUGANDO
Al juego de PENSAR, DECIDIR Y ACTUAR
erraremos muchas veces, pero si nos caemos y volvemos a levantarnos, seguro que aprenderemos muchas cosas de esta vida.
Lo primero de todo que tenemos que saber, es que nacemos sin aprender y la VIDA esta para eso, para JUGAR una buena partida si quieres.
LO PRIMERO QUE TIENES QUE TENER EN CUENTA AL COMENZAR EL JUEGO ES :

SABER QUE NO SABES, PERO QUE QUIERES APRENDER, Y A PARTIR DE HAY EMPIEZA EL JUEGO: DE PENSAR, DECIDIR Y ACTUAR.

intoku dijo...

Hola SALINGER,

Me ha gustado mucho la reflexión de tu amigo, de veras!!!

Gracias por pasarte a comentar.