Gracias por tu visita. ¡No dudes en dejar tu comentario!

martes, 25 de septiembre de 2007

Casi todo es un "problema"

Cuando me incorporé a mi actual empresa, la mujer que se encarga de evaluar el nivel de inglés de las nuevas incorporaciones (evidentemente, inglesa) me dijo que estaba sorprendida de la cantidad de veces que escucha la palabra "problema" durante el día. Concretamente dijo "en España tenéis muchos problemas". Y es que en inglés el vocablo "problem" no es tan recurrente en el lenguaje cotidiano, se reserva a los problems de verdad.

¿Conoces a alguien que no haya tenido o tenga problemas? Yo no.

Constantemente aparecen junto a nosotros circunstancias que obstaculizan nuestros objetivos previstos, se nos presentan como hechos inexplicables que nos obligan a plantearnos muchas cosas. Recientemente lo he vivido de cerca y sé que es posible planteárselo de muchas maneras distintas.

Los expertos en resolución de problemas aseguran que hay 2 dificultades añadidas ante un problema real:

1. Creemos que sólo los hechos son los causantes de los problemas.

2. Solemos actuar directamente ante un problema, olvidándonos de pensar en el qué, cómo y por qué del mismo.

Aunque tengo la tentación de centrarme en el segundo punto (por eso de pensar, sentir y actuar), creo que es autoexplicativo. Sin embargo, el primer punto es crucial y como acostumbra a pasarnos, obviamos lo obvio.

Ante una causa concreta, que suponga un problema real, hay muchas formas de tomárselo (por decirlo de manera informal) o de percibirlo (para ser un poco más técnico). Un problema se compone tanto de la vivencia de un hecho puntual como del hecho en sí mismo. Leí no recuerdo dónde que "el problema es una toma de posición afectiva frente a la percepción que una persona tiene de un objeto o de una situación dada".

El tristemente desaparecido Albert Ellis tenía muy claro que los seres humanos nos creamos modelos mentales que a menudo parten de creencias equivocadas. En una de estas creencias, nos decimos de forma inconsciente a nosotros mismos:


"Las circunstancias bajo las cuales se desarrolla mi vida deben ser absolutamente buenas, fáciles y agradables. De lo contrario, no podré disfrutar de la vida y ser feliz".


Esto es un error monumental, pero es alucinante la de personas a las que escucho decir precisamente esto sin decirlo, porque lo dicen de otra forma o porque es lo que dan a entender con sus actos y comportamientos.

Esta tarde, en el trayecto en coche desde el trabajo hasta casa, he visto 2 accidentes, ya consumados ambos, en los que los implicados estaban redactando el parte en un ambiente distendido, uno de ellos incluso entre risas.

Piensa un poco en ello. Los pequeños fastidios del día a día nos molestan mucho más de lo que deberían. Si se te cae la patata al suelo mientras la estás pelando para hacer una tortilla, procura que no te vuelva a pasar, pero si la patata ya está en el suelo, ¡recógela con una sonrisa y a pensar en otra cosa!

A mi no me cuesta mucho elegir mi actitud ante las cosas especialmente malas. Quizá en las de mayor peso tenga algún mérito, pero en las pequeñas molestias diarias no me queda más remedio... ¡soy muy torpe!

8 comentarios:

La interrogación dijo...

Creer que todo es un problema es una cuestión de actitud. Si eres un blando, todo te parece un problema. El caso es que no enfocamos la vida como debiera ser.
Cuando yo pensaba que en mi vida todo eran problemas encontré una frase que decía algo así que ante una dificultad no hay que estar lamentando ¿porqué porqué? sino más bien preguntarse ¿porqué no? Y resulta efectivo intentar ver las cosas de otra forma.

Carmen dijo...

Sí, creo que está muy bien enfocado el tema. El educar a la mente para que se tome las cosas de forma tranquila y positiva es lo prioritario. La segunda prioridad es buscar el "origen" de nuestro enfado, que no suele ser aquello que nos fastidia y este problema si que hay que hacerle caso e intentar solucionarlo...

intoku dijo...

Exacto.

En relación a esto, se dice que cuando criticamos a alguien porque hace algo que no nos gusta, muchas veces lo que nos molesta realmente es que estamos ante un "espejo", viendo actitudes o comportamientos que no nos gustan en nosotros/as mismos/as.

Hoy no habrá post, tengo una cena y me voy ya!!!

Saludos y continuad participando con vuestros pensamientos, que ya sabéis que me los leo todos!

merce dijo...

A ver, todo es relativo: el que se te rompa una uña no es un problema... si no tienes que asistir en 10 minutos a una cena glamurosa con estrellas de Hollywood, o si estás a punto de darle el arañazo padre a alguien! ;-)

Ante todo, que no falte el buen humor. Ya sabéis: "a las penas, puñalás"

merce dijo...

A ver, todo es relativo: el que se te rompa una uña no es un problema... si no tienes que asistir en 10 minutos a una cena glamurosa con estrellas de Hollywood, o si estás a punto de darle el arañazo padre a alguien! ;-)

Ante todo, que no falte el buen humor. Ya sabéis: "a las penas, puñalás"

intoku dijo...

Esa es una de las claves MerC: TODO ES RELATIVO.

Anónimo dijo...

Los verdaderos problemas solo estan en los hospitales, el resto no son problemas. Todo tiene solución

intoku dijo...

Hola anónimo, estoy muy de acuerdo contigo!!!